Gift of LIGHT

Love, Illumination, Gratitude, Humility, Transformation

(Amor, Iluminación, Gratitud, Humildad, Transformación)

Febrero 2015  

* * *

 Patrones Electrónicos,

 

A través de mi siempre incrementada percepción y sagrados esfuerzos  yo me comprometo con cada intento a desarrollar mi visión, entendimiento, conocimiento, intuición y discernimiento.

 

 Declaraciones de Respiración para la Asimilación y Expansión

del Patrón Electrónico:

 

(Inspiren)                  YO SOY inspirando...

(Sostengan)               YO SOY absorbiendo...

(Exhalen)                   YO SOY expandiendo...

(Retengan)          YO SOY proyectando...

 

…la evolución de mi siempre expandiente y continuo servicio para toda vida. (3x)

*La declaración de respiración debe ser dada en cuatro tiempos, por cada respiración. En la inspiración, inspire las cualidades contenidas dentro de la Llama. Al sostener la respiración, absorba las cualidades en lo profundo de vuestro ser. Al exhalar, expanda y aumente el poder e ímpetu de las Cualidades Divinas que se están invocando a través del poder del Santo Aliento. Mientras sostiene la respiración fuera del cuerpo, proyecte estas magníficas Cualidades Divinas para bendecir a toda vida. Repita este ejercicio completo como mínimo tres veces.

 

* * *

Conferencia de Año Nuevo ~ Servicio Suplementario

Discurso ~ Diciembre 31, 2014

 

Amados Co-servidores de la Gran Presencia Universal, YO SOY LO QUE YO SOY: 

Permítanme comenzar esta mañana haciéndoles una pregunta: “¿Cómo se llega a conocer el verdadero significado de la Voluntad de Dios y luego se manifiesta esa Voluntad queridos chelas?” Uno puede elegir inclinarse en humildad y amor ante nuestro Dios Madre-Padre, ofreciendo volverse un instrumento de lo Divino pero como bien saben por experiencia, este es sólo el comienzo del prolongado proceso amados seres. 

Este sagrado intento continúa con cada esfuerzo y promesa que hagan en la vida y a través de las siempre expandidas percepciones que les llegaron a la conciencia durante muchas vidas. Estas percepciones son adquiridas a través de la constante expansión de la visión, el entendimiento, el conocimiento, la intuición, la percepción, la comprensión, el discernimiento y por supuesto, la determinación en todos y cada uno de los días de vuestra vida. 

Este mismo proceso es la manera en que aquellos de nosotros, en los planos ascendidos, llegamos a nuestra actual posición en la vida, desarrollando estos mismos regalos y habilidades. Y evolucionaremos por siempre por la elección de seguir expandiendo estas técnicas en nuestro continuo servicio a la vida. 

No, Yo no puedo decir que este ha sido un sendero fácil o que se volverá fácil, pero una vez que ponen la atención sobre él y se sumergen plenamente en la Divina Voluntad, no hay marcha atrás. Porque todo eso que les ha costado traerlos hasta este punto en la evolución espiritual se ha vuelto una parte integral de vuestro ser y cada experiencia ya no puede ser más removida de ustedes, de lo que es el conocimiento, las memorias o el verdadero ser. 

Sin embargo, como cada uno de ustedes bien sabe, en el universo hay fuerzas que tratarán de alejarlos de la Voluntad de Dios y los chelas de la Luz deben estar vigilantes y alertas, parados firmemente en la Luz de Dios que es eternamente victoriosa, permaneciendo siempre enfocados en el divino plan y el del grupo, manejando en forma constante las sagradas llamas de protección, purificación y especialmente de transmutación. 

Tengan cuidado al elegir lo que desean darle a vuestra fuerza de vida – la divina energía, porque esta es una poderosa arma de creación amados seres. Y cuando se une con similares energías de otros, ustedes crean vastos “espíritus de colectiva energía” que serán sostenidos y permanecerán en, sobre y alrededor del planeta por muchos eones a llegar. ¡Amados seres, vuestra energía individual es muy poderosa! ¡Vuestra energía colectiva es formidable! Consideren sabiamente qué es lo que quieren vivir por siempre dentro de la estructura atómica de la Tierra. 

Este es un concepto muy importante a ser entendido plenamente en especial al comienzo de una nueva era. Mirando hacia atrás sobre los dos primeros siete ciclos anuales de este milenio ha habido mucha destrucción causada por la humanidad rechazando la Divina Voluntad de Dios. Debido a esta devastación el planeta ha respondido del mismo modo con terremotos, incendios, tsunamis y huracanes en un intento por liberar al planeta de esta negatividad. ¿Quieren que ello sea parte de esta herencia? Yo pienso que no. 

Muchos miembros de la Familia Humana han despertado y comparten el mensaje de paz, amor y YO SOY en donde quieran y cuando ellos puedan. Sin embargo están también aquellos individuos que son tan puros de corazón, mente y espíritu, que mediante su silente ejemplo caminan esta Tierra compartiendo su amor y sabiduría. Ambos son de igual importancia para la evolución de este planeta mientras cada uno continúe siempre cumplimentando su divino plan. ¿A cual arquetipo ejemplifican ustedes? 

¡De cualquier modo que elijan servir, sepan que llegará un momento en que  escuchen profundamente dentro de ustedes, aquellas tres dulces palabras que resonarán en el propio núcleo de vuestro ser: “Trabajo bien hecho” y entonces, respondiendo al “vamos” de la caravana espiritual, marcharán de nuevo, y una vez más, y nuevamente, mientras la Voluntad de Dios continúa siendo reconocida y cumplimentada por ustedes, amados seres! 

¡La Voluntad de Dios es Amor! ¡La Voluntad de Dios es Paz! ¡La Voluntad de Dios es Maestría! Así es, amado YO SOY LO QUE YO SOY. YO SOY vuestro amigo y colega de muchas edades pasadas, hasta hoy y aquellas centurias sin tiempo aún a llegar. 

Vuestro en eterno servicio

M  

* * *

 

Reflexión

Nosotros no siempre podemos sentir paz, especialmente cuando estamos experimentando conflictos con otra persona. La paz no es la ausencia de conflictos, es la habilidad de permanecer centrados sin importar cuán desordenada sea la situación. La paz siempre comienza con cada uno de nosotros. Cuando encontramos nuestra paz podemos ofrecer pacíficas respuestas al mundo a nuestro alrededor. Podemos discernir y abrazar los elementos de conexión con los demás.

 

* * * 

 

En la sociedad actual, aunque el caos y el desorden están desenfrenados, hay individuos cuyos corazones han sido infundidos con puro Amor Divino y vierten una pura blanca radiación en firmes corrientes de Luz para el beneficio del mundo. En números, ellos no son una legión y sus nombres no proveen material para los titulares de los diarios. Como ocultas joyas en un lugar oscuro, ellos brillan sin ser notados por los transeúntes y con frecuencia, aún si son vistos, no son reconocidos. 

Pero en su silente, quieto modo, a través de la pureza de su corazón, por el amor que tienen por su prójimo hombre y mujer y su deseo de iluminar cada aspecto de la vida planetaria, han vastamente contribuido a la elevación de la humanidad y anunciado la Nueva Era de Libertad Espiritual con la Tierra. 

Su silente, discreto modo y firme fluir desde sus corazones de puro, desinteresado amor, han ayudado a despertar a muchos que, ya sea por ignorancia o indiferencia, han fallado en reconocer los más elevados valores de la vida y la necesidad de conocer que ese Amor Divino es el poder cohesivo que impulsa al cosmos y a nuestra tierra siempre hacia adelante y que es a ese poder al que la humanidad debe volver sus ojos si fuéramos siempre a encontrar la paz y la felicidad en la vida. 

 

~*~ 

 

¡La mayor iluminación que puede ser dada es que el Espíritu de Dios vive dentro de vuestro corazón y de cada corazón humano!

 

La mayor sabiduría que puede ser dada es la sabiduría para escuchar a ese espíritu y seguir su guía todos los días de vuestra vida aquí sobre la tierra.  

Palabras de Kuthumi ~ 1988

 

~*~

 

Palabras a Recordar Basadas en los Principios de un Discípulo del Espíritu Santo: 

Como chelas debemos siempre recordar:

Estar siempre concientes y aspirar a ser la plena expresión de lo Divino, dedicando nuestro tiempo y servicio a la primera orden: “Haz a otros como desearían que ellos hicieran contigo” 

Para aprender la lección de inocencia: ni mediante palabras, pensamientos acciones o sentimientos causaremos pena o malestar a ninguna parte de vida. 

No agitar el mar de las emociones de una hermana o hermano, impensada o deliberadamente. Sabemos que la tormenta en la cual colocamos su espíritu más pronto o más tarde volverá a las orillas de nuestras propias corrientes de vida. 

Disociémonos de toda ilusión personal. Si estamos en lo cierto, no hay necesidad de reclamarlo. Si estamos equivocados pediremos perdón. 

Caminar gentilmente a través del universo – sabiendo que nuestros cuerpos son templos en los cuales mora el Espíritu Santo. Respetémonos y honrémonos a nosotros mismos y a los demás. En suave dignidad reconozcamos la gran Luz que brilla dentro de todo corazón humano. 

En presencia de la naturaleza, absorbamos la hermosura y los regalos de este reino. En gentil gratitud amorosa no haremos nada que de alguna forma pueda sacarle estos exquisitos regalos Divinos a los sensibles seres de la tierra. 

Sólo ofrecer opiniones cuando nos invitan hacerlo así y sólo luego de haber entrado al silencio de nuestros corazones buscando guía. Hablemos sólo cuando la presencia de lo Divino elija decir algo a otros a través nuestro, de lo contrario permanezcamos pacíficamente silentes y escuchemos. 

Hacer un ritual de nuestra vida diaria viviendo el perfecto ejemplo de los Divinos principios. Permitamos que nuestros corazones sean una canción de gratitud, porque el más alto Dios viviente ha puesto a nuestro cuidado el espíritu de vida el cual a través nuestro elige ampliar los bordes de su reino. 

Estar alerta siempre a las necesidades de los otros y usar nuestros Divinos regalos y talentos para asistir a los demás reconociendo su propia Divina perfección. 

No reclamar nada para nosotros mismos, ni poder sobre los demás o cosas del mundo material, pero usar todo libremente para que sea dado a toda la humanidad. 

Ser suaves al hablar y accionar, siempre centrados en la dignidad que acompaña la Presencia de lo Divino que vive dentro de cada uno de nosotros. 

Pemitir que nuestras consignas sean la gentileza, la humildad y el amoroso servicio. Nosotros, como el sol en el cielo, estamos eternamente vigilando y continuamente vertiendo nuestros regalos y bendiciones muy amorosamente dadas a nuestro cuidado para aquellos a nuestro alrededor.

 

 

* * *

 

 

 

Marzo 2015